El autoconsumo solar: Todo lo que tienes que saber

Seguramente hayas escuchado hablar de él, pero no tienes del todo claro en qué consiste. Hablamos del autoconsumo solar para el hogar. ¿Qué podrías decirnos de él? ¿Cuáles son sus principales ventajas? No te preocupes. Vamos a utilizar estas nuevas líneas de nuestro blog para explicártelo de una manera totalmente detallada. ¿Preparados? ¡Pues comenzamos!

En FPSaver hemos llevado a cabo de manera exitosa una buena cantidad de proyectos de autoconsumo. Es por ello que estamos interesados en presentarte esta alternativa que puede permitirte disfrutar de un notable ahorro en la factura de la luz mensual. ¿Quién podría renunciar a ello? ¡Nosotros seguro que no!

Básicamente, podríamos definir el autoconsumo solar o fotovoltaico como un sistema en el que se genera energía eléctrica para una vivida a partir de energía solar. Esta alternativa es actualmente más que interesante y rentable, toda vez que desde 2019 no se tiene que hacer frente al llamado “impuesto al sol”.

Así, esta clase de instalación es capaz de generar calor, electricidad y agua caliente gracias a la captación de la radiación ultravioleta del sol. De esta manera, se cubrirán todas y cada una de las necesidades que pudiera tener un hogar de manera casi gratuita, reduciendo de manera sobresaliente el total de la factura a final de mes.

Todo ello, además, sin tener la necesidad de desconectar tu hogar de la red eléctrica. De esta forma, si en algún momento se necesitara un extra, se podrá obtener del sistema tradicional de electricidad. ¡Así de fácil!

Una de las grandes ventajas del autoconsumo solar o fotovoltaico es que los proyectos realizados son totalmente personalizados. De esta forma, se atienden las necesidades de cada vivienda y se diseña un plan para cubrirlas por completo, siempre teniendo en cuenta las posibles limitaciones o el presupuesto.

Principales componentes de una instalación de autoconsumo solar

Podríamos decir que son tres los componentes principales:

  1. Paneles fotovoltaicos: Son los encargados de recoger la radiación solar y convertirla en electricidad
  2. Inversores solar: Elementos que consiguen transformar la corriente continua que llega desde los paneles en corriente alterna
  3. Baterías: Una parte opciones, pero realmente recomendable, ya que permiten almacenar la energía captada por los paneles y que no se usa de manera inmediata.

Deja un comentario