Cómo optimizar la curva de carga

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Seguro que si estás interesado en mejorar la eficiencia energética de tu empresa y controlar el gasto que realiza en electricidad, estarás observando con lupa esta curva de carga de la hoy queremos hablarte. Intentar optimizarla es uno de los objetivos de toda organización que quiera llevar a cabo un plan de ahorro energético pero como esta curva suele sufrir subidas y bajadas acusadas, sabemos que resulta difícil conseguirlo, sobre todo si no cuentas con un software medidor de corriente eléctrica como FP Saver®.

En cualquier caso, hoy queremos aprovechar este post para revisar algunos aspectos que pueden ser muy útiles de cara a optimizar la curva de carga.

¿Qué es la curva de carga?

La curva de carga hace referencia a la representación gráfica que muestra cómo varía el consumo eléctrico que hacen los equipos de una instalación en un determinado intervalo de tiempo.

El intervalo de tiempo elegido para realizar el análisis que quedará plasmado en el gráfico puede ser diario, semanal, mensual, trimestral, anual… en función de las necesidades informativas que tenga la empresa.

Las curvas de carga de una compañía reflejan la existencia de picos de demanda de consumo energético, es decir, periodos de tiempo en los que se consume más energía que en otros. Al margen de las variaciones lógicas que pueden producirse motivadas por los horarios en los que se desarrolla la actividad, es importante monitorizar que no se deban a otras causas, algo para lo que será de gran ayuda contar con un software de gestión energética.

El objetivo es evitar desequilibrios pronunciados en esta curva de carga con el fin de disminuir los picos, rellenar los valles y poder hacer una estimación más estable del consumo energético. ¿Cómo puedes hacerlo?

¿Cómo puedes optimizarla?

A continuación detallamos algunas de las medidas más efectivas que pueden adoptarse para optimizar la curva de carga:

1.- Modificar el horario de uso de los equipos de la instalación

Para evitar picos en las curvas de carga y conseguir un consumo más estable y predecible se puede desplazar el funcionamiento de los equipos que consumen mucha energía eléctrica a otro horario donde no se haga un uso simultáneo con otros equipos similares de gran consumo. Eso siempre y cuando sea posible por la propia actividad de la empresa.

2.- Ajustar la potencia contratada

Si se ajusta correctamente la potencia contratada, aunque la potencia facturada sea la misma, se conseguirá que el fijo de potencia y las penalizaciones sean mínimas. Para poner en marcha esta medida es necesario acudir a la compañía comercializadora de energía que puede requerirte un boletín eléctrico.

3.- Instalar un software medidor de corriente eléctrica

Como te contamos en muchos de nuestros artículos, contar con un software de control energético que permita monitorizar el consumo en tiempo real es clave para poder aplicar medidas orientadas a conseguir una mayor eficiencia y un ahorro de energía.

Con un software como FP Saver® de Free Power puedes conocer en qué momentos del día, de la semana o del mes se ha consumido más energía en tu empresa y cuáles han sido los aparatos o los procesos que lo han hecho en mayor medida. Conocer esto te permitirá adaptar tu consumo a los periodos tarifarios para sacarles más partido, además de poder tener una curva de carga menos acusada.