Tres medidas de ahorro energético para las empresas

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Con la llegada de las nuevas tarifas eléctricas y el disparatado importe alcanzado por el kilovatio en los últimos meses, a muchas empresas no le cuadran las cuentas.

Esto está generando mucha incertidumbre en todo tipo de sectores y actividades: en pequeños negocios locales, en explotaciones ganaderas o en fábricas de producción. Todos notan las consecuencias y algunos afirman que, de seguir así la situación, se verán abocados a poner fin a su actividad económica.

Con este post nos gustaría contribuir al ahorro energético en la empresa a través de unas medidas que pueden ayudar a recudir la factura eléctrica a corto y medio plazo.

1.- Optimiza la potencia contratada

Como ya te contamos en este post, revisar la potencia contratada es una de las vías para reducir el gasto energético.

Obviamente, en una empresa es más complejo contratar menos potencia ya que no puede correr el riesgo contar con energía insuficiente para realizar su actividad. Pero sí puede optimizarla teniendo en cuenta la curva de carga cuarto-horaria.

Para poder optimizar adecuadamente la potencia y generar ahorro energético, se debe analizar el consumo cuarto-horario de todo un año, minimizando el coste del término de potencia que se paga en la factura.

Y para llevarlo a cabo es fundamental contar con un monitor de consumo eléctrico como FP Saver® que permite realizar este análisis e incluye la posibilidad de valorar la potencia necesaria en diferentes escenarios productivos. Esta funcionalidad es especialmente útil en un momento como en el que nos encontramos.

2.- Monitoriza los consumos energéticos por periodos tarifarios

La contemplación de tres periodos tarifarios en la factura eléctrica está haciendo que muchas personas dejen ciertas actividades domésticas como poner la lavadora o cocinar para determinadas horas. ¿Qué pasa en las empresas? Pues que les gustaría poder hacer los mismo pero muchas no tienen un control detallado de sus picos de consumos para poder reorganizar su trabajo a los periodos tarifarios.

Aquí nos encontramos de nuevo con la inestimable ayuda de un software de control energético como el nuestro. Estos programas detallan los consumos para identificar oportunidades de mejora en función de las circunstancias de facturación de la compañía eléctrica.

Contar con un monitor de consumo eléctrico permite analizar tanto los consumos actuales como los históricos para adaptarlos a los periodos tarifarios de modo que se puedan realizar ajustes, como por ejemplo, arrancar antes una actividad concreta.

Además, contar con un programa de mantenimiento predictivo permitirá adaptarse mejor a los gastos futuros para ir haciendo los reajustes necesarios pensando en estos tramos de facturación que ahora están vigentes.

3.- Contrasta tu factura eléctrica

Los nuevos cambios normativos acontecidos en el sector eléctrico han hecho que las facturas tengan nuevos formatos e incluyan nuevos conceptos que dificulta su comprensión, además del incremento que probablemente hayan tenido en los últimos meses. Por todo ello, seguro que muchas empresas no prestan atención a la factura, dando por hecho que esos nuevos importes son productos del encarecimiento de la luz y su nueva tarificación.

Sin embargo, nada te asegura que, precisamente por los cambios ocurridos, tu factura de la luz pueda contener errores. Por eso, desde FP Saver® te aconsejamos revisar tus próximas facturas con mucho más cuidado. Y antes de que llegue esa factura  también puedes acudir a nuestro software para realizar una simulación desglosada que podrás comparar con la real cuando te llegue.

Es otra de las ventaja de contar con estos programas, que permiten calcular “prefacturas” de todos los suministros eléctricos de la empresa basándose en algoritmos y en inteligencia artificial avanzada. En definitiva, puedes adelantarte a tu factura para planificar tus gastos y compararla con la real cuando llegue.

 

¿Qué te parecen estas medidas que te proponemos?